UN ENCUENTRO CON LA MADRE TIERRA.

Desde ayer, en Zamora, se celebra una edición más de la festividad intercultural Pachamama Raymi, cuya organización está a cargo del Gobierno Provincial de Zamora Chinchipe. El evento incluye diversas actividades para rendir homenaje a la madre tierra.

La Pachamama Raymi de este año inició ayer con la tradicional ceremonia ritual realizada cerca de las 0600 en la cascada La Poderosa, ubicada dentro del Parque Nacional Podocarpus.

En la ceremonia se hizo un agradecimiento a la madre tierra por las bondades que le brinda al ser humano para su existencia. El prefecto de Zamora Chinchipe, Salvador Quishpe, dijo que con este ritual se inicia la Pachamama Raymi “con mucha fuerza, con mucha energía, como debe ser”.

A su criterio, los santuarios no son solo aquellos que están dentro de una iglesia, sino también aquellos que están en la naturaleza. Dichos santuarios, dice, son una cascada, una montaña, un árbol… “Son lugares sagrados que deben merecer el mismo respeto”, dice el prefecto.

Señala que “siempre es bueno” agradecer a la tierra por lo que ofrece al ser humano, y que es eso lo que se hará durante estos días de Pachamama Raymi 2017. Hizo un llamado a todas las personas a cuidar la tierra.

A la ceremonia ritual de inicio de la Pachamama Raymi también asistieron turistas de otras provincias del país y extranjeros. Ellos caminaron alrededor de 30 minutos y en medio de la oscuridad para llegar hasta la cascada La Poderosa, desde el sector de ingreso al Parque Nacional Podocarpus.

La ceremonia incluyó algunas partes como el baño en las aguas de la cascada. Muchos de los visitantes vivieron esta experiencia. Uno de esos casos es el de la ciudadana francesa-alemana Sophie Labroue, quien vivió por primera vez en su vida esta experiencia. Comentó que la ceremonia fue “muy linda”. Ella actualmente está de paso por Vilcabamba, en Loja, y llegó a Zamora por sugerencia de un amigo extranjero que le informó de la celebración de esta festividad intercultural.

Otra persona que vivió muy de cerca el inicio de la Pachamama Raymi 2017 fue Vicente Castillo, oriundo de la provincia de Galápagos y actualmente estudiante de Administración Turística. Dijo que sentía curiosidad por vivir esta experiencia, anhelo que lo cumplió ayer. Se quedó satisfecho por lo vivido y calificó de única la experiencia. “Me voy contento”, indicó. Asimismo, señaló que depende de nosotros el cuidado de la madre tierra.

Fuente: La hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *