CULMINÓ EL XV FESTIVAL COLEGIAL DE ARTES ESCÉNICAS CUENCA ES JOVEN

Entre el 29 y el 31 de mayo tuvo lugar el XV Festival Colegial de Artes Escénicas Cuenca es Joven en el Auditorio de la Universidad del Azuay.

El evento, organizado por la Escuela de Arte Teatral en conjunto con la Unidad de Cultura de la UDA, contó con la participación de más de una decena de colegios, incluyendo representaciones de Paute, Cañar y Azogues.

Las entidades participantes fueron Hermano Miguel La Salle, Asunción, Providencia (Azogues), Corel, Oblatas, Técnico Salesiano (Paute), Técnico Salesianos, Ciudad de Cuenca, Herlinda Toral, Andrés F. Córdova (Cañar), Liceo Cristiano y la Academia Balleti.

“Este es el principal festival en la región de fomento de las artes escénicas a nivel juvenil”, dijo Jaime Garrido, Coordinador de la Escuela de Arte Teatral de la Facultad de Diseño.

Mediante este evento se busca también invitar a todos los alumnos interesados en el teatro a estudiar arte teatral en la Universidad del Azuay.

Durante los días del festival se realizaron de cuatro a cinco presentaciones diarias de los distintos colegios invitados que incursionaron en distintas ramas artísticas como teatro, danza, ballet y folklore.

El último día se realizó la premiación de las obras y de los mejores intérpretes.

La mención como mejor actor  fue para Franklin Calderón del Colegio Andrés F. Córdoba y como mejor actriz a María Clara Vintimilla de la Unidad Educativa La Asunción.

El mejor bailarín de danza contemporánea  fue Fernando Sarmiento de la Unidad Educativa Técnico Salesiano y la mejor bailarina de danza contemporánea fue Katherine Torres de la Unidad Educativa Particular Corazón de María.

Como mejor bailarín de danza folklórica fue reconocido Nelson Salinas del Colegio Nacional Ciudad de Cuenca y como mejor bailarina en esa especialidad se premió a Evelyn Suma del mismo colegio.

El premio de la mejor obra seleccionada por el público fue para Apodo 17 de la Unidad Educativa La Asunción y en la categoría “academias” fue reconocida la Academia Balleti.

El premio a la mejor obra de danza folklórica recayó en Corazón de María Oblatas con la obra Warmy Kinty, mientras que en danza contemporánea fue elegida la obra Los Niños Pintores del Hermano Miguel La Salle.

Por último el premio para la mejor obra de teatro fue para Apodo 17.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *