LOS PADRES DEL BEBÉ INGLÉS CHARLIE GARD PONEN FIN A LA BATALLA LEGAL PARA DARLE UN TRATAMIENTO EXPERIMENTAL PARA SU RARA ENFERMEDAD TERMINAL

Los padres de Charlie Gard, un bebé inglés de casi un año que padece una rara enfermedad terminal, anunciaron este lunes su decisión de abandonar la batalla legal para llevar a su hijo a Estados Unidos a un tratamiento experimental.

Grant Armstrong, el abogado que representa a Chris Gard y Connie Yates, dijo a la Corte Suprema de Inglaterra que “se le agotó el tiempo” al pequeño. Charlie padece una enfermedad genética llamada síndrome de depleción del ADN mitocondrial, la cual le provocó un daño cerebral considerado irreversible. Además, no puede ver ni oír y no es capaz de moverse, respirar o tragar por su cuenta. La decisión llega después de que Michio Hirano, el médico estadounidense que ofrecía una terapia experimental en Nueva York para Charlie, dijera que era demasiado tarde para tratarlo.

“Se confirmó la peor pesadilla de los padres”, dijo Armstrong.

Agregó que ahora están preparados para aceptar que Charlie reciba cuidados paliativos y se le permita morir con dignidad.

BBC MUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *