ABU LAIS “EL CORDOBÉS”, EL JOVEN YIHADISTA ANDALUZ QUE AMENAZA EN VIDEO A ESPAÑA EN NOMBRE DEL AUTODENOMINADO ESTADO ISLÁMICO

Se hace llamar el Cordobés, pero en los registros policiales consta como Muhammad Yasin Ahram Pérez y es el protagonista del video con el que los seguidores del autodenominado Estado Islámico redoblaron sus amenazas contra España.

Igual que hicieron después de otras de sus sangrientas acciones en capitales europeas como Londres o París, los círculos yihadistas volvieron a distribuir en internet un video con imágenes de su reciente atentado en Barcelona. El joven Muhammad es el protagonista. La grabación, cuya autenticidad la BBC no pudo verificar, se difundió por los medios habituales de EI a través de la red de mensajería Telegram. En las imágenes el joven es identificado como Abu Lais Al Qurdubi, en español, Abu Lais “el Cordobés”.

El Cordobés se convirtió con esta aparición en el primer portavoz del grupo armado en lengua española, ya que nunca hasta ahora sus simpatizantes emitieron un mensaje en esta lengua. “A los cristianos españoles, no os olvidéis de la sangre derramada de los musulmanes de la inquisición española. Vengaremos vuestra matanza, la que estáis haciendo ahora actual con el Estado Islámico”, advierte. Se trata de una alusión a la participación militar española en la coalición contra EI liderada por Estados Unidos. Los yihadistas exigen a España que retire su apoyo.

De acuerdo con los expertos policiales citados por El País, Ahram Pérez nació en la ciudad andaluza de Córdoba hace 22 años, fruto del matrimonio entre la española Tomasa Pérez y el marroquí Abdelah Ahram. Él está encarcelado en su país por su supuesta implicación en la captación y radicalización de potenciales adeptos a la causa yihadista. Ella se marchó a Siria en 2014 con él y sus hermanos para unirse al autoproclamado califato de Estado Islámico. El Cordobés cumple el patrón que los expertos atribuyen a los jóvenes inmigrantes o hijos de inmigrantes seducidos por EI, ya que fue en su entorno familiar donde supuestamente se produjo su captación por el extremismo islámico. Según un informe divulgado por el Real Instituto Elcano de Madrid el pasado diciembre, el domicilio familiar es el espacio en el que se radicalizaron la mayoría de las personas detenidas por las fuerzas de seguridad españolas por su supuesta relación con organizaciones yihadistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *