AÚNAN ESFUERZOS PARA CONTAR CON ESPACIOS EDUCATIVOS LIBRES DE VIOLENCIA

“Cualquier esfuerzo que el Estado proponga será vital por la salud, la integridad y dignidad de los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes del Ecuador”, indicó Rosana Alvarado, ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, durante la firma del convenio interinstitucional entre esta Cartera de Estado, el Consejo de la Judicatura, Fiscalía General del Estado y Ministerio de Educación.

Las entidades del Estado quieren ejecutar acciones coordinadas para la prevención, identificación, judicialización, erradicación, combate y sanción de la violencia en el sistema educativo.

A través del convenio, el Ministerio el Justicia, Derechos Humanos y Cultos impulsará la creación de espacios de cooperación interinstitucional y consolidar la información sobre situaciones de violencia sexual en los centros educativos.

Alvarado indicó que estas acciones interinstitucionales es un paso más para evitar la impunidad de los casos de violencia que la sociedad rechaza. Lamentó que el 70% de los niños y niñas reconozcan a la violencia como mecanismo de relacionamiento con los adultos. “Es necesario que se aúnen esfuerzos para evitar la impunidad en estos casos. Desde el Ministerio de Justicia se realiza el seguimiento a 245 casos de delitos sexuales en el ámbito educativo a nivel nacional”, expresó.

Mientras que Fander Falconí, ministro de Educación, indicó que este convenio garantizará espacios educativos libres de violencia. “Somos categóricos y hemos dicho: cero tolerancia a cualquier tipo de abuso y violencia a niños, niñas y adolescentes en los planteles educativos”.

El Ministerio de Educación deberá reportar oportunamente las acciones administrativas y judiciales realizadas, capacitar a los miembros de la comunidad educativa sobre los procesos que deben emprender para erradicar este tipo de delitos, definir los instrumentos normativos para orientar las acciones que deben llevar adelante las autoridades educativas para atender a las víctimas de violencia y presentar las denuncias.

En tanto que la Fiscalía General del Estado y el Consejo de la Judicatura deberán generar el registro de los casos de delitos contra la integridad física y sexual de los niños, niñas y adolescentes dentro del sistema educativo; así como la atención y acompañamiento inmediato a los niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia; la restitución integral y la reparación a las víctimas con enfoque de derechos.

Asimismo, se acompañará a las víctimas de violencia hasta alcanzar la restitución integral de sus derechos y la reparación. Además, se propone que los planteles educativos cuenten con espacios adecuados para desarrollar destrezas y habilidades.

Si se detecta un caso de vulneración de derechos de los estudiantes se hará una intervención inmediata para evitar la revictimización, se tomarán las medidas adecuadas para judicializar los delitos y evitar la impunidad. Estas acciones permitirán reducir los niveles de deserción escolar, exclusión y repetición de casos de violencia.

Para el trabajo en prevención e identificación de todo tipo de violencia (sexual, psicológica y física) se establecerán protocolos, planes, campañas, programas que involucren a docentes, padres de familia y alumnos para sensibilizar sobre esta problemática y proteger a los niños, niñas y adolescentes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *