¿POR QUÉ LA PRUEBA NUCLEAR DE COREA DEL NORTE SIGUE PRODUCIENDO RÉPLICAS?

La prueba nuclear que Corea del Norte realizó el 3 de septiembre generó un terremoto de magnitud 6,3 y más de tres meses después sigue habiendo réplicas. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés) dijo el sábado que había detectado dos más. Esto provocó un debate sobre qué puede estar ocurriendo bajo tierra.

¿Qué pasó durante la prueba nuclear?

Corea del Norte probó su bomba nuclear más poderosa en su sitio de pruebas Punggye-ri, una zona montañosa del noroeste del país.

Pyongyang afirmó que era una bomba de hidrógeno, mucho más poderosa que una bomba atómica. Los expertos han expresado su preocupación de que la explosión haya sido tan potente como para desestabilizar montañas circundantes.

Según el USGS, los temblores del último fin de semana fueron “eventos de relajación”. Tuvieron una magnitud de 2,9 y 2,4. “Cuando tienes una gran prueba nuclear, mueve la corteza terrestre alrededor del área y tarda un tiempo en desaparecer por completo. Hemos tenido algunas (réplicas) desde la sexta prueba nuclear”, le dijo un funcionario a la agencia de noticias Reuters.

 

El “movimiento de la corteza terrestre” es similar a la definición misma de un terremoto y los científicos dicen que solo se puede esperar en las semanas y meses posteriores a una explosión de esa magnitud. “Estas réplicas para una prueba nuclear de 6,3 grados de magnitud no son muy sorprendentes”, le dijo a la BBC la doctora Jascha Polet, sismóloga y profesora de geofísica de la Universidad Politécnica Estatal de California. Después de cualquier temblor de ese tamaño, las réplicas con magnitud decreciente son comunes a medida que la roca se mueve y libera el estrés.

 

El área alrededor del sitio del terremoto “experimenta deformación, y esto crea áreas de mayor y menor estrés, lo que afecta la distribución de las réplicas”, explicó Polet. “El hecho de que la fuente del terremoto sea una explosión no cambia la forma en que esperamos que la energía se redistribuya”, le dijo a la BBC la geofísica e investigadora de desastres Mika McKinnon. Pero una investigación sobre explosiones de una magnitud similar a la prueba nuclear norcoreana en el sitio de pruebas de Estados Unidos en Nevada, donde durante décadas se llevaron a cabo pruebas nucleares, encontró que las réplicas de estos eventos fueron menos numerosas y de menor magnitud.

BBC MUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *