Cientos salieron ayer a las calles por Emilia.

Primeramente se celebró una eucaristía y luego la marcha pacífica que recorrió varias calles de la urbe. 

 

Blanco fue el color que primó en la tarde de ayer en el parque San Sebastián donde inició una marcha para exigir justicia por el crimen de Emilia Benavides, además de respeto por los niños y medidas de seguridad permanentes en las inmediaciones de los centros educativos.

 

En la Escuela Zoila Alvarado de Jaramillo, escuela donde estudiaba la menor hasta el viernes último y que luego fuera brutalmente asesinada, a las 16:04 inició la eucaristía, la misma que fue dirigida por el párroco de San Sebastián, Carlos Ortiz Mendoza, con dos concelebrantes más. Monseñor Alfredo Espinoza, Obispo de Loja, permaneció de pie durante toda la misa, como lo hicieron centenares de personas que se dieron cita.

 

En la homilía el padre Ortiz expresó un mensaje esperanzador, “celebramos la resurrección de Emilia Alejandra, vida que está disfrutando con la presencia de Dios y a la cual todos estamos llamados”, sostuvo y agregó que aunque es duro “pero la misercordia de Dios no termina para quienes tenemos fe”, sostuvo.

 

Al final Sandra Hurtado, directora de la Escuela Zoila Alvarado, expresó unas palabras que arrancaron lágrimas en los presentes. Dijo que ante la muerte dolorosa están con incertidumbre, “es importante que miremos esta desdicha con ojos de fe, esperanza y amor”, recalcó.

 

Al final recalcó que se encuentra donde Emilia declamaba, compartía con sus compañeros, participaba del minuto cívico, “pero ahora se ubicó la capilla ardiente”, dijo con una voz entrecortada y continuó aduciendo que nunca olvidaran su sonrisa.

 

Recorrido

A las 17:00, aproximadamente, el clérigo dio la bendición e inmediatamente por una alfombra roja y en medio de una calle de honor de personas salieron los padres, hermanas y más familiares de Emilia hacia el parque San Sebastián.

 

Ahí los esperaron centenares de personas quienes con abrazos y frases de aliento fueron confortando el consuelo de los padres, hermanos y familiares de Emilia Benavides.

 

Por la calle Bernardo Valdivieso emprendieron la marcha, que fue abierta por un grupo de policías. Se sumaron unas seis cuadras de personas quienes fueron tras los familiares, aunque a lo largo de la vía mucha gente aplaudía e incluso iban a abrazar y darles un mensaje a los padres de Emilia.

 

Luego de rodear el parque central llegaron a la Gobernación donde fueron recibidos por el titular, Eduardo Jaramillo. En representación de los asistentes una persona entregó un manifiesto que dijo espera le hagan llegar al Primer Mandatario, Lenín Moreno.

 

“Hemos llegado al límite de tener que proteger a nuestras niños y niñas de los adultos quienes debieran ser los encargados de velar por el bienestar”, afirmó. Jaramillo, ante esto dijo que se ha dado una muestra a Ecuador y al mundo sobre unión, “como Gobierno haremos un trabajo de corresponsabilidad. Nosotros hemos hecho lo que debíamos hacer, es decir actuar”, puntualizó.

 

La marcha continúo hasta el templo de la Unidad Educativa Santa Mariana de Jesús, donde a eso de las 17:50 le informaron al padre de la menor que debía acudir al Centro Forense para recibir  el cuerpo de su hija, lo cual, al final, no se cumplió. Se espera que ello se cumpla en las próximas horas . (DVL).

 

TOME NOTA

El recorrido y la eucaristía se cumplieron sin el cuerpo presente de la menor, pues el padre llevó una fotografía en la cual en varios momentos derramó algunas lágrimas.

 

EL DATO

‘Todos somos Emilia’, era la frase que lucían en las camisetas de varias personas quienes también portaban algunos globos blancos.

 

Agradezco a la ciudadanía por esta muestra de cariño y por enseñarme a llevar el dolor humano. Uno no puede aguantar que a una hija la descuarticen, quemen, violenten y que no pasa nada, realmente es desgarrador. Vivo un viacrucis pero el acompañamiento de la gente nos ayuda mucho”

Ángel Benavides

Padre de Emilia

Fuente: Diario “LA HORA”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *