EL ENIGMA DE LA CARTA QUE ASEGURA QUE LOS PRESOS QUE PROTAGONIZARON LA FUGA MÁS FAMOSA DE LA CÁRCEL DE ALCATRAZ EN REALIDAD NO MURIERON EN SU ESCAPADA

Su historia inspiró libros y películas, y dio lugar a una leyenda: la de los tres presos que lograron escapar con vida de la cárcel de máxima seguridad de Alcatraz, en California.

Hablamos de leyenda porque las autoridades dieron por muertos a John Anglin, Frank Anglin y Frank Morris, los tres fugitivos que en 1962 se escaparon de la prisión situada en la bahía de San Francisco. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) cerró la investigación en 1979.

Ahora, una carta supuestamente escrita por uno de ellos ha reavivado el misterio. Alguien que asegura ser John Anglin escribió a la policía de San Francisco en 2013, pero la noticia sólo se ha hecho pública ahora.

“Mi nombre es John Anglin”, comienza la carta. “Me escapé de Alcatraz en junio de 1962. Sí, todos sobrevivimos aquella noche, ¡pero por los pelos!”. Hasta el día de hoy, los tres fugitivos permanecen en la lista de los más buscados con imágenes de lo que puede ser su aspecto actual.

El autor de la misiva alega que los hermanos John y Clarence Anglin, junto con el preso Frank Morris, vivieron hasta la ancianidad tras escapar de la emblemática prisión hace más de 50 años. El supuesto John Anglin dice que su hermano Clarence murió en 2008 y Morris en 2005.

El firmante de la carta intenta llegar a un acuerdo con las autoridades: “Si anuncian en televisión que me prometen que sólo iré a la cárcel un año y que me darán atención médica, escribiré de vuelta para decirles exactamente dónde estoy”.

“Tengo 83 años y no estoy bien físicamente. Tengo cáncer”, añade. Según la carta, John Anglin vivió la mayor parte de su vida en Seattle (Washington) y pasó ocho años en Dakota del Norte. En el momento en que la carta fue enviada decía estar viviendo en el sur de California.

La policía de San Francisco no hizo pública la carta pese a obtenerla hace cinco años, según informa el canal estadounidense CBS. Una fuente anónima la entregó a KPIX, una cadena de televisión de San Francisco.

El servicio de los Marshals de Estados Unidos, que está a cargo del caso desde 1979, envió la carta a un laboratorio del FBI para que realizaran un análisis forense de la letra. “Muestras de la escritura a mano de los tres fugitivos, John Anglin, Clarence Anglin y Frank Morris, se cotejaron con la carta anónima y los resultados fueron no concluyentes”, informó el servicio de los Marshals en un comunicado.

BBC MUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *