124 INTERNOS REGRESARON AL CRS EL RODEO DONDE CONTINUARÁN CUMPLIENDO SENTENCIA.

Un total de 124 personas privadas de libertad (PPL) retornaron al Centro de Rehabilitación Social (CRS) El Rodeo de Portoviejo, luego de un operativo que empezó la mañana de este martes 30 de enero y culminó con la llegada de tres buses custodiados por Agentes de Seguridad Penitenciaria, la Policía Nacional y el Grupo Especial Alpha (GEA).

En las afueras del Centro de Rehabilitación Social (CRS) El Rodeo de Portoviejo se concentraron familiares de las PPL, quienes esperaban con mucha emoción a los internos; en el entorno se escuchaban gritos de felicidad “llegaste hermano” decía con su voz quebrantada una joven mujer mientras lo veía bajar del bus a su pariente.

Las 110 PPL provienen del CRS Regional Guayas y 14 del Regional Sierra Centro Turi de Cuenca, quienes llegaron luego de haberlos conducido a esos centros penitenciarios tras el terremoto del 16 de abril de 2016.

Marlene Morales, presidenta de la Red de Familiares del CRS El Rodeo reiteró su agradecimiento a Rosana Alvarado Carrión, ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos por escuchar la petición que le hicieron durante su visita a Manabí, la semana pasada. “Hoy es un día especial porque nuestros privados de libertad están regresando poco a poco, la señora Ministra ha cumplido con su palabra, mil gracias.”

Este es un compromiso del Ministerio de Justicia con la ciudadanía y sobre todo con los familiares de las PPL, para garantizar y reforzar los vínculos con sus seres queridos. “Por las afectaciones que dejó el terremoto ellos fueron llevados a otros CRS del país, ahora el operativo de traslado se cumplió sin ningún inconveniente”, manifestó Rodrigo Ocaña, director de Seguridad del Ministerio de Justicia.

Las muestras de gratitud se extendían entre familiares e internos, “gracias a la ayuda del Ministerio de Justicia hoy tengo a mi hermano en mi tierra, hace casi dos años que no lo veo, no lo pude visitar porque tengo una niña pequeña y no tenía con quien dejarla”, dijo Marisol.

Mientras que Ángel M., uno de los internos que retornó como parte del traslado, añadió que gracias a Dios están cerca de sus familias, “vuelvo a este centro que ahora tiene una infraestructura diferente a la que quedó luego del terremoto”,

La alegría se extendió hacia Pedro Intriago, padre de una de las PPL, quien no podía parar de sonreír y dijo “hice este pedido a la Ministra Rosana Alvarado la semana pasada que vino a Manabí y me ha cumplido. Me siento feliz, después de 21 meses mi hijo vuelve, ahora lo podré visitar más seguido”.

Con estas acciones, el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos refuerza los vínculos familiares y la rehabilitación de las personas privadas de libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *