CONSEJO DE LA JUDICATURA IMPLEMENTA DEPRECATORIO ELECTRÓNICO

El Consejo de la Judicatura (CJ) presentó, una nueva herramienta tecnológica que agiliza, mediante el uso de internet, el trámite de los deprecatorios judiciales.

Un deprecatorio, según el artículo 72 del Código Orgánico General de Procesos, se da cuando el juez que tramita un juicio encarga a otro administrador de justicia de un cantón diferente que realice una o más diligencias necesarias para resolver la causa.

La directora provincial del CJ en Zamora Chinchipe, Beatríz Reátegui, explicó que este instrumento forma parte de las acciones del Plan Estratégico de la Función Judicial en el marco del Plan de Desarrollo Informático que lleva a cabo la institución.

“Esto cierra el gran proyecto de expediente electrónico que estamos impulsando. No son acciones aisladas sino que esto se encaja dentro de un conjunto de beneficios para los usuarios”, agregó.

Anteriormente, el actor de un proceso o su representante retiraba de la unidad judicial los documentos del deprecatorio y los entregaba en la dependencia judicial encargada de la diligencia, lo cual implicaba desplazamientos a otros cantones con el respectivo gasto de dinero. Además, en la dependencia judicial de la provincia que recibía el deprecatorio la causa cambiaba de número, lo que provocaba la pérdida de continuidad del expediente.

La titular de la Judicatura en la Provincia, aseguró que antes, los deprecatorios relacionados con las citaciones de las demandas se demoraban entre seis y ocho meses. Ahora, con este instrumento, operativo desde el 23 de abril, el tiempo promedio de flujo de información es de ocho segundos.

Esto permite que los deprecatorios judiciales sean enviados electrónicamente al juez de destino, quien puede visualizar en el expediente todas las actividades cumplidas. Además, la causa conserva su número original y las partes pueden verificar el avance del trámite a través de la webwww.funcionjudicial.gob.ec, en la sección Consulta de Causas.

Otros beneficios son la celeridad y la transparencia. Los deprecatorios son ejecutados inmediatamente luego del sorteo virtual, cuya acta contiene un código QR que indica que el documento está firmado electrónicamente. Con esto, el proceso no demora en ser atendido. Una vez cumplida la diligencia, el juez devuelve la causa vía internet y el trámite continúa en la unidad judicial de origen.

Fuente: El amazónico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *