CRÉDITO DE DESARROLLO HUMANO IMPULSA LA ECONOMÍA MEDIANTE EMPRENDIMIENTOS

María Morocho, beneficiaria del Crédito de Desarrollo Humano, manifiesta que gracias a los préstamos otorgados por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), ha logrado subsistir ella y su familia.

Morocho pertenece a la etnia Saraguro, su lugar de habitación lo tiene en la parroquia ‘El Limón’, del cantón Zamora. Ella en el año 2014 obtuvo un crédito de 1.200 dólares, con ese capital compró dos cabezas de ganado, las cuales hasta la fecha le han proporcionado un sustento económico, gracias a la venta de leche y quesillo, además de poder alimentar a su familia con esos productos.

En este año, la beneficiaria, ha obteniendo un nuevo préstamo, por el mismo monto, esto le ha permitido incrementar su número de reses, dice poseer cinco en la actualidad. A las cuales por no tener un terreno propio, las hace pastar en las riveras del Río Zamora, detrás de las instalaciones del Hospital IESS.

Ángel González, Técnico veterinario del MIES, sostiene que previa la entrega de préstamos a los beneficiarios, se les ofrece talleres de capacitación en emprendimiento. Además se realiza un estudio financiero de cada peticionario; y como en el presente caso, les proporcionan asistencia veterinaria. “Al ser personas que reciben el bono de desarrollo humano se encuentran en situación de pobreza y extrema pobreza”, complementa el funcionario.

Piedad Fernández, directora de MIES en Zamora Chinchipe, afirma que se encuentran impulsando la misión ‘Menos pobreza, más desarrollo’. En la provincia de Zamora Chinchipe existen 700 personas beneficiarias del Crédito de Desarrollo Humano. El presupuesto para este año es de 1’290.000 dólares, los cuales serán destinados para los adjudicatarios que deseen emprender en actividades de cría de animales, preparación de alimentos, manualidades, entre otras. (WRSA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *