MINISTERIO DE JUSTICIA FIRMA CONVENIOS  DE COOPERACIÓN CON ENTIDADES EDUCATIVAS

El Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, firmó convenios de cooperación con  la Universidad del Azuay, Universidad Católica de Cuenca y el Instituto Superior San Isidro,  referentes a  planes, programas y proyectos, en beneficio de las personas privadas de libertad  (PPL) del Centro de Rehabilitación Social, Regional Sierra Centro Sur Turi.

La finalidad es responder a las necesidades del Sistema de Rehabilitación y la atención de las personas privadas de libertad, quienes gracias a los acuerdos mantenidos han podido formarse académicamente.

Las instituciones presentes reconocen como tarea imprescindible la integración de la Academia y el Ministerio de Justicia para asegurar una mejor calidad de atención en beneficio de los internos, sus familias y la comunidad.

Liliana Guzmán, ministra (s) de Justicia, destacó el compromiso de esta cartera de Estado por trabajar con la academia a favor de las personas privadas  de libertad. “Aunque estén privados de libertad, eso no significa que deban estar privados de la educación que es parte de los ejes de rehabilitación, por lo que invito a más internos a involucrarse en las actividades” señaló.

De su parte, Sandra Elkhory, Rectora del Instituto Superior San Isidro, expresó la disponibilidad por iniciar proyectos en los que se refleje la plena participación de las personas privadas de libertad. “Planteamos  la ejecución de actividades de formación profesional, vinculación con la comunidad;  así como fortalecimiento de actividades asistenciales, dentro de un  proceso integrado permanente”, señaló.

De igual manera, Martha Cobos Cali, Vicerrectora Académica, de la Universidad del Azuay, afirmó que estos  convenios son de mutuo beneficio y que no habría Academia si no tienen a quién servirle, y la Universidad del Azuay,  está para servir.

Fausto S., cursa el quinto ciclo de la carrera de Administración de Empresas, y en su intervención, realizó una breve remembranza de su experiencia como alumno y tutor, en dónde tuvo la oportunidad  de instruir a  compañeros, incluso, mayores a él.

“He tenido lindas experiencias en este lugar, entre esas algo con lo que no contaba: ser profesor y de personas mayores a mí. Muchas horas pasé pensando en los errores que tuvieron mis profesores y yo, por lo que he tratado de no cometer los mismos con mis compañeros. Siempre les he transmitido mis experiencias y métodos para despertar la curiosidad y la ambición de aprender cada día más”, dijo el interno.

Para el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos; este tipo de acciones,  ratifican aún más el compromiso de reforzar los procesos que permiten emprender una rehabilitación efectiva y de trabajo por las personas privadas de libertad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *